Los muertos viajan deprisa

Este curso está destinado a todo aquél que quiera experimentar con la palabra para escribir cuentos de terror. No hace falta haber hecho algún taller anteriormente. Sólo hay que tener ganas de tensar una cuerda hasta los límites más extremos, construir la tensión con una mirada monstruosa, perderse en sonidos que nos anticipan la sangre que caerá de un cuello o de unos labios jugosos. Ver lo desconocido en un espejo abandonado, correr con la emoción de leer el galope de los fantasmas que vienen por nuestros ojos. ¡Cuidado! Como dijo Bram Stoker en su novela Drácula: Los muertos viajan deprisa.

Cupos limitados.